Seleccionar página

Los turistas demandan destinos menos masificados, más rutas turísticas por entornos naturales diferentes a las playas y más oferta de rutas culturales.

Según el ‘Estudio de posicionamiento de España como destino turístico‘, desarrollado en diciembre de 2020 a partir de una encuesta realizada en 33 países, España está por encima de la media mundial (8,6 sobre 10) en su capacidad de atraer el turismo de larga estancia, entendiéndose este como un viaje superior a una semana. Así lo refleja este proyecto de investigación emprendido por el Real Instituto Elcano y Turespaña, que puntúa a España con un 8.8.

El porcentaje de entrevistados que han visitado cada país de destino desde 2017.
Fuente: Estudio de posicionamiento de España como destino turístico

En los países americanos o asiáticos, España es el preferido para un próximo viaje a Europa, en línea con Italia. En su mayoría, los turistas esgrimen la cultura, el patrimonio histórico y el entorno natural como principales factores de atracción. Por otro lado, en los países europeos, Grecia (13%) aparece en cabeza como destino preferido para el próximo viaje, seguido por Italia (12%) y España (11%). Sin embargo, debemos incidir en que España ha sido visitada en los últimos cuatro años por el 36% de la población europea. La principal causa de insatisfacción entre los europeos es la masificación, mientras que el clima, las playas y la gastronomía se erigen como los elementos mejor valorados en la experiencia turística.

En cuanto a los que han escogido otro destino como preferente, la gran mayoría elegiría a España como alternativa; concretamente, el 64% de los europeos y el 75% de los americanos o asiáticos.

Fuente: Estudio de posicionamiento de España como destino turístico

GRUPO VISTO

Share This
Abrir chat