Seleccionar página

Trabajar nuestra marca personal constituye trabajar para uno de nuestros activos profesionales más importantes.

Independientemente de donde estés ahora (empresa, emprendimiento, proyecto, búsqueda de trabajo…), si hay algo que te va a acompañar siempre y que te va a abrir nuevas puertas es ella: tu Marca.

Recuerda que si nos van a elegir o vamos a poder optar a mayores ingresos va a ser también por tener una huella digital potente y un buen mundo de conexiones profesionales que nos acompañen.

Son cinco etapas a cubrir y trabajar para poder llevarla al éxito:

  • 1ª Etapa: Introspección personal (Conocernos para poder proyectarnos, saber quienes somos, cuáles son nuestras competencias, y qué acciones de cambio y/o aprendizaje tomar para llevarla al éxito).
  • 2ª Etapa:  Desarrollo de la estrategia de tu marca personal: Cuál es nuestra visión, misión y valores, y de la a propuesta de valor como núcleo de nuestra marca personal.
  • 3º Etapa: Trabajar nuestra Visibilidad: El Plan de comunicación personal,  la elección de canales y Redes Sociales en los que me voy a mostrar (OffLine y Online), «Antes eras lo que tenías, ahora eres lo que dices, creas y compartes»
  • 4ª Etapa: Sin competencia digital, es improbable que pueda convertirse en una Marca Personal de referencia, Elaboración de los entornos personales de aprendizaje (EPA´S)
  • 5ª Etapa: Indicadores y KPI de que tu Marca personal crece y se consolida.

 

Hoy, sin embargo, quiero hablarte de que el proceso de una Marca Personal debe disponer de un “por qué” y un “para qué”; el resto es transitar por los diferentes canales como pollo sin cabeza…

El retorno de tu Marca Personal es clave.

HOY QUIERO HABLARTE DE QUE LO QUE NO SE PUEDE MEDIR, NO SE PUEDE MEJORAR Y DE QUE SIN FOCO, NO HAY PARAÍSO.

 

Los tres retornos de la Marca Personal que deberían producirse “Sí o Sí”.

Los tres retornos de la Marca Personal que deberían producirse: Aprendizaje, aumento de mi mundo de relaciones e influencia y monetizarla de alguna forma.

A mi modo de ver estas son las tres premisas que siempre tengo en cuenta antes de dar un paso más o de regalar lo más precioso que tengo: mi tiempo.

Si se da una de las tres, ni me lo pienso, invierto para sembrar; algunas veces y para recoger otras.

Si no se cumple ninguna, no participo y me repito aquello de: “Asegúrate de que cuando dices sí a otros no te estás diciendo no a ti mismo”

 

  • 1.- Aprendizaje:

Gracias al tiempo invertido crezco al lado de otros profesionales. Me mantengo al día y obtengo la información que como profesional necesito.

Sabes que una de las competencias básicas de trabajador del siglo XXI es mantenerse en fase beta permanente. Adoptar y apostar de una forma real por el deseo de aprender de forma permanente (Learnability).

Somos conscientes de que lo que sabemos hoy no será suficiente en unos meses…

El mundo cambia y nuestra empleabilidad depende de la actualización constante.

Hoy ya no hay excusa ya que todo eso y más está en la Red y no empoderar nuestro crecimiento y formación es cerrarnos puertas a nuestra empleabilidad de futuro.

Cualquier acción destinada a aprender es tiempo bien invertido en la gestión de nuestra marca.

 

  • 2.- Aumenta mi área de influencia y conexiones en mi sector:

Obtener buenas relaciones y sinergias con terceros que me aporten y sumen.

Una buena Marca personal depende del mundo de relaciones que seas capaz de establecer. Alimentar y hacer crecer… Eres reconocido cuando tu comunidad te reconoce.

Es muy importante elegir a tus compañeros de viaje. Aquellos que te acompañan, te ayudan y te hacen progresar, dándote su apoyo y visibilidad.

Tu influencia en la Red no depende tanto del número de seguidores que tengas sino de la calidad de los mismos.

No se puede tener una marca personal de referencia en tu sector si no interactúas con aquellos que ya lo son y de los que puedes aprender a diario puesto que te suman valor y conocimientos.

Cada acción que fomente este mundo de relaciones es un indicador de que tu marca personal se consolida día a día.

 

  • 3.- Monetizar de alguna manera:

Obtener o participar en nuevos proyectos. Conseguir nuevos clientes. Alcanzar un mejor o nuevo trabajo…

Esto es una estrategia que te asegura el presente y te acerca al futuro en el que quieres estar.

Si no monetizas tu marca, de alguna forma llegará un momento en el que dejarás de trabajar en ella.

Sin un objetivo claro el desistimiento y el desencanto  acabará por producirse.

Sobre esto podrás leer grandes consejos de Andrés Pérez Ortega en su libro “Monetízate”  de la Editorial Alienta ☺

Eva Collado Durán

1
¿En qué puedo ayudarte?. Puc ajudar-te? May I help you?
Powered by
Share This